Presentación del Proyecto proReforma a Asociación de Constituyentes de Guatemala

  
  
  
  
Layout:

Get the Flash Player to see this player.

Mark Video Segment:
begin
end
play
[Hide] Copy and paste this link to an email or instant message:
[Hide] Right click this link and add to bookmarks:


Acerca de este vídeo

El Dr. Manuel Ayau Cordón presentó a la Asociación de Constituyentes de Guatemala el proyecto proReforma, cuyo objetivo principal es mejorar el sistema judicial, hasta hoy ineficiente, a través de un régimen que proteja los derechos individuales de los ciudadanos.  La propuesta de la asociación es instaurar un sistema bicameral, que se ocupe de manejar en forma independiente la ley y la legislación.  Manifiesta que la existencia de garantías constitucionales permitirán desarrollar en Guatemala, una economía de mercado capaz de combatir la pobreza actual.



Acerca de Manuel F. Ayau

Manuel F. Ayau
El Dr. Manuel F. Ayau (1925-2010) fue fundador del Centro de Estudios Económico-Sociales y de la Universidad Francisco Marroquín, de la cual fue rector hasta 1988. Fue miembro del Consejo Directivo de Liberty Fund y directivo de Foundation for Economic Education (FEE). También, escribió varios libros, tales como: No tenemos que seguir siendo pobres para siempre, El proceso económico, Cómo mejorar el nivel de vida y La década perdida; fue columnista de The Wall Street Journal y del diario guatemalteco Prensa Libre. Lea más sobre el Dr. Manuel F. Ayau

Fuente: www.ufm.edu
Última actualización: 03/08/2010

Créditos

Presentación del Proyecto proReforma a la Asociación de Constituyentes de Guatemala
Dr. Manuel F. Ayau

Ciudad de Guatemala
Guatemala, 17 de julio de 2008

Una producción de New Media - UFM. Guatemala, julio 2008
Cámara: Joni Vasquez; edición digital: Claudia de Obregón; análisis de contenido y sinopsis: Carlos Barreno; revisión de análisis de contenido y corrección de texto: Eugenia Aldana; publicación: Mario Pivaral / Carlos Petz

Dock windowTranscripción
Muchísimas gracias por el honor de tener la oportunidad de dirigirles la palabra y contarles de qué se trata la propuesta de la Asociación ProReforma. La Asociación ProReforma no es una entidad política, no se va a convertir en un partido, no tiene candidatos ni busca el poder. 
Es el resultado de mucha deliberación entre un grupo de amigos, dentro de los cuales hay varios doctores en derecho constitucional y otros hombres de negocio, y otros que han tenido experiencia como legisladores; es una propuesta, que no es sacada de la manga a última hora. 
Les voy a contar que esta propuesta nació primero en los años ochenta, cuando a petición de la Universidad de Boston nos pidieron a Eduardo Mayora y a mí, el doctor Mayora, que propusiéramos una manera de cómo pasar de una economía mercantilista a una economía de mercado, sin dictadura, y se hizo esta propuesta y, unos quince años después otro grupo de amigos nos reunimos para estudiar la problemática de Guatemala, y volvió a surgir la idea para hacer la propuesta que les voy a explicar. 
Quiero advertirles que el articulado de este proyecto si uno lo lee en la computadora, no se entiende el espíritu y las razones de por qué cada artículo, y por eso yo no voy a hablar ni voy a leer los artículos ni los voy a comparar con los existentes, sino voy a explicar por qué la naturaleza, el carácter de este proyecto. 
En primer lugar, los constituyentes  dejaron previsto futuros cambios de la Constitución por el proceso de enmienda y eso es lo inteligente, porque hay países que cuando quieren cambiar la Constitución llaman a una Constituyente, pero eso tiene muchos defectos, porque el enfoque al problema no es puntual al problema que se quiere resolver y, de repente la gente vota a favor o en contra o vota a favor pero se llevan una cantidad de artículos contra los cuales está, pero prefiere votar por el que está a favor aunque vaya acompañado de artículos contra los cuales está. 
Ese sistema no funciona y por eso es que hicieron muy bien en dejar previsto el procedimiento de enmienda de varias maneras, una de las cuales es que cinco mil ciudadanos o más proponen al congreso y si lo aprueba por dos terceras partes o lo imprueba, y si lo aprueba lo pone a la aprobación del pueblo en una consulta popular. No hay proceso más democrático que eso. 
Así es que en esa forma estamos nosotros proponiendo por primera vez en el país, una enmienda que venga de abajo para arriba, del pueblo al congreso, y no del Gobierno para abajo. Sabemos que no hay nada perfecto, que no hay ningún sistema que vaya a resolver todos los problemas. Pero hay sistemas que de al tiro no funcionan y hay sistemas que sí funcionan y esto lo demuestra la historia. 
Los países donde ha funcionado el Gobierno son aquéllos donde gobierna el derecho y no los hombres. Nosotros consideramos que eso es el objetivo de esta propuesta, que prive el derecho. ¿Por qué? Creemos que la criminalidad se debe a la falta de un poder judicial eficaz, que tenga los suficientes recursos económicos y humanos para cumplir su misión. 
Ésa es una de las cosas más importantes del proyecto. La segunda parte del proyecto es que se necesita que la legislación también esté basada en derecho. Nosotros hacemos la diferencia entre un régimen de derecho y uno de legalidad. 
Cuando hablamos normalmente, todo el tiempo hablamos de un régimen de derecho, pero nos referimos a un régimen de legalidad en el cual toda la gente obedece las leyes, los reglamentos y todas las disposiciones de la autoridad, y decimos que éste es un régimen de derecho. No es un régimen de derecho, es un régimen de legalidad, porque hay muchas leyes que violan el derecho. 
Nosotros entendemos por un régimen de derecho, un régimen que protege los derechos de los ciudadanos, de las personas, de los individuos que conforman toda la colectividad. Pero van, cada quien con sus derechos, y ésas son las reglas del juego que le permiten al ciudadano saber qué puede hacer, hasta donde llegar, donde ya están infringiendo derechos de vecinos, etc. 
Para que exista una colaboración pacífica basada en reglas iguales, generales y abstractas de conducta justa. Eso es lo que nosotros entendemos como régimen de derecho. 
En un régimen de derecho, por supuesto, también comparte con el régimen de legalidad que todo lo que está emitido se tiene que observar ¿verdad? Pero el régimen de legalidad enfoca a los intereses de la población. 
En ese espíritu de diferenciar el derecho de la simple legislación, estamos jerarquizando la ley. Derecho privado y derecho público en términos generales, porque hay días grises, por ejemplo, el código penal en los países de tradición romana germánica es considerado derecho público, pero en otros es considerado derecho privado. 
Pero en general, estamos dividiendo la legislación que busca proteger el derecho y le llamamos ley; y esto es nuevo.  Y la legislación que se use para manejar el país,  ley y legislación, estamos dividiéndolo porque son de carácter completamente distinto, y para que sean consideradas, pensadas y emitidas esas leyes consideramos que deben asignarse su emisión a dos cámaras distintas. 
Sería la primera vez en el mundo, donde en una constitución bicameral se le asigna función distinta al senado que a la cámara legislativa. En los Estados Unidos están las dos cámaras, pero con excepción del presupuesto y los tratados, las dos miran casi todo; sí, las dos miran casi todo. Este caso estamos proponiendo que se divida, ¿por qué? 
Porque tienen distinto carácter y requieren distinto perfil de persona para que lo atienda bien. Una cámara de diputados legislativa tiene la mira en la próxima elección, porque su función es satisfacer los intereses de sus votantes, de las regiones que representa, de acuerdo con las prioridades de sus votantes, etc., está legislando la coordinación de intereses de la sociedad. 
Por otro lado, queremos que el senado no favorezca interés alguno, como con la emisión de un código civil, un código de comercio, un código penal, ese tipo de ley, que son abstractas y generales, con las cuales no se está discriminando de un grupo a otro, no está afectando una parte del país y a otra no o a un grupo de interés, etc., entonces es distinto. 
Cuando el diputado está en la cámara legislativa, que lo llamamos diputado, electo cada cuatro años, la mitad cada dos años, él debe tener la mira en la próxima elección. Pero el senador debe tener la mira en la próxima generación. 
Su función debe ser de largo plazo y las tareas que se le está asignando siempre han sido a largo plazo. Los códigos civil, de comercio, penal, etc., tienen una larga tradición y una larga duración, muchas veces más que las mismas constituciones, así es que tampoco implica un gran trabajo para los senadores, excepto los ajustes que hay que hacer al principio. 
Entonces, lo que quiero que quede claro es que la división en dos cámaras, obedece al deseo de jerarquizar la legislación y separarla por su distinto carácter. Cuando esto ocurra en Guatemala, ya van a ver que van a venir de todo el mundo a copiarlo, porque ahora me dicen,  ¿dónde se ha probado?    En ninguna parte, porque no se les ha ocurrido. 
El perfil del diputado debe ser todo político que es hoy día, electo por la población en general, por distritos para que represente los distintos intereses de sus representados. Como el senador va a tener a su cargo otras funciones, proponemos un sistema distinto para su elección porque la ley va a privar sobre la legislación. La legislación no puede violar la ley porque la ley va a ser estrictamente el derecho, y el derecho individual. Voy a hacer un paréntesis aquí. 
Generalmente, se habla mucho de que el interés general priva sobre el interés particular, y por supuesto que sí, nadie está pensando lo contrario. Pero ahí no debe haber un punto y es muy significativa esta diferencia. El interés general priva sobre el interés particular, coma, pero no sobre el derecho individual, porque es de interés general que prive el derecho individual. 
Una sociedad donde los ciudadanos no tienen derechos individuales no puede funcionar jamás. El resultado económico de todo esto es que surgiría una economía de mercado. Se habla mucho de mercado y se habla despectivamente del mercado, como que si fuese algo que alguien inventó; como que es una conspiración de algunos y que tienen intereses escondidos por ahí. Mercado es donde ustedes compran la comida todos los días; mercado es donde compran su ropa; mercado es lo que ocurre en toda la sociedad cuando la gente intercambia pacíficamente y voluntariamente sus cosas, eso es por definición el mercado. 
Ahora, el mercado por esas razones, no se puede inventar como todos los demás sistemas que se diseñan, se hacen organigramas y se establecen jerarquías, etc. El mercado es un orden espontáneo. Nadie dice cuanta comida traer a la capital, ni cuál calidad, ni donde sembrarla, ni en qué acarrearla, y nadie está preocupado de que mañana no vaya a encontrar comida cerca de su casa al precio que la puede comprar, porque nadie vende cosas a un precio que los clientes no pueden pagar. 
Entonces, van a encontrar la comida y nadie ha dirigido ese proceso, nadie, en ninguna parte del mundo, ni en los años del comunismo en Rusia. El mercado es el resultado de la protección de los derechos individuales. 
Cuando el Gobierno es eficaz en proteger la vida, las posesiones, lo propio, la propiedad de las personas, y eficaz en hacer cumplir los contratos, la vida, la propiedad y los contratos, entonces lo que surge se llama mercado. El mercado, yo creo que casi nadie lo entiende. 
Yo les puedo decir todos usan dinero todos los días y ¿quién se ha ocupado de la teoría monetaria? Un niño puede ir a comprar helados con dinero, no tiene que saber por qué ese dinero tiene poder adquisitivo, que es uno de los fenómenos del mercado más difíciles de entender. 
Y así, tiene esa ventaja el mercado, que lo único que hay que saber es que uno tiene límite en lo que puede hacer, el derecho de los demás. Priva ahí la máxima de Confucio,  "No hagas a otros lo que no quieres que te hagan a ti". 
Y ésa es la regla del mercado, y si esa regla se observa, así se llama el sistema económico. Ése es el único sistema que ha sacado a la gente de pobreza. Ya todos los otros sistemas se han probado hasta la saciedad. 
Ahorita tenemos en la China un Gobierno no democrático, pero con economía de mercado y ha sacado a cuatrocientos chinitos de la pobreza en el tiempo más corto jamás visto. ¿Cómo? ¡Cuatrocientos millones! y ¿cuántos dije? ¡ah, no! ¡millón! ¡Estamos hablando de millones!  Eso lo acabo de leer hace como tres meses en un reporte del Banco de Desarrollo de Asia donde decía que sacaron a cuatrocientos millones de chinos de la pobreza, mientras al mismo tiempo aumentaron las diferencias de riqueza, lo cual ellos comentan diciendo,  de repente las diferencias de riqueza no son importantes ni tienen nada que ver. 
Bueno, ahí tienen qué hicieron para establecer una economía de mercado. Nadie se sentó a diseñarla y organizarla, sólo dijeron, se protege la vida, la propiedad y los contratos, ésa es la función del Gobierno aquí. Fíjense bien que si se protege la vida, la propiedad y los contratos se curan las dos cosas, la violencia y la pobreza. 
Porque la violencia es la violación de los derechos de otros y hoy día no hay certeza de castigo. Nosotros creemos que la certeza del castigo es más importante que la severidad de la pena y hemos estado todos los años aumentando las penas, pasando más leyes y la criminalidad sigue tan campante. 
Entonces, ése no es el camino.  El camino es que el poder judicial tenga los suficientes recursos económicos y humanos para hacer valer el derecho. La economía, voy a hacer un poquito más de economía, cinco minutos antes de decirles como se elige el senado. La economía de mercado es eficiente por una razón, pues por varias razones. 
En primer lugar, el que decide cómo usar los recursos, si se equivoca va a costillas de su patrimonio personal, no socializa pérdidas, sufre las pérdidas él mismo, eso le da mucha cautela. Segundo, la guía para hacer las inversiones no son las sabias ideas y ocurrencias de nadie. 
El que quiere tener éxito en el mercado, lo que busca es cómo beneficiar a los demás. Todos los empresarios están compitiendo por enriquecer a los demás, porque es la única manera que le van a comprar a él. 
El que está haciendo zapatos, no los hace porque usa muchos zapatos. El que hace ropa no es porque usa mucha ropa. Todo lo que hace el empresario en un mercado es tratar de enriquecer a los demás, y el que más los enriquece es el que más dinero hace, porque no hay otra manera.  Entonces hay competencia en el mercado de toda la gente tratando de servir a los demás. 
No existe ningún sistema jamás inventado que ponga a todos, a los buenos, a los malos, a los regulares, a todos, al servicio de los demás, de acuerdo con las prioridades de los demás; porque las personas en el mercado indican cuáles son la prioridades que quieren que satisfagan los empresarios. Si la gente ya no quiere vasos, el precio del vaso baja y algunos que estaban haciendo vasos se van a hacer otra cosa, y ¿qué se van a ir a hacer?, aquellas cosas que la comunidad le está subiendo el precio, el sistema de precios es el sistema coordinador que manda las señales a la gente sobre qué quiere y qué no quiere la sociedad. 
Y el cliente siempre manda, los empresarios que no han aprendido eso generalmente quiebran, no son empresarios por mucho tiempo. Entonces, ésa es una de las razones por las cuales el mercado es eficiente, porque las personas van a tratar de economizar recursos y destinarlos a las primeras prioridades de la sociedad. 
Es la sociedad la que manda en el proceso más democrático que hay, que es el plebiscito del mercado, donde la gente se saca sus votos de la bolsa y los reparte entre los distintos proveedores que satisfacen más sus prioridades, las necesidades de su familia, etc., en forma pacífica y respetuosa; porque como dije está prohibido la violencia, el engaño, el fraude, etc. Ésa es la labor del Gobierno, defender a las personas de otras personas para que todos se respeten sus derechos. 
Bueno, entonces si la solución de nuestros problemas está en el erecho, ahí se resuelve la pobreza y la violencia. Ahora, el poder judicial necesita una guía de derecho que le permita buscar la justicia. Como les dije, el senado estaría buscando justicia, derecho. La cámara de representantes, intereses. 
Como el senado no está en busca de intereses y todo lo que dispondría sería general para el país, estamos proponiendo una manera de elegirlo, muy distinta a la que se ha usado para elegir consejos de estado o consejos de ancianos o senados que generalmente se han electo en alguna forma, también arbitraria, porque no existe un sistema político que no sea arbitrario. 
Todos han tenido que ser inventados. Entonces, estamos proponiendo uno distinto y funcionaría así: todos los ciudadanos tendrán el derecho de elegir a tres senadores, todos, una vez en su vida, en el año en que cumplen cincuenta años. En el año que toda la gente cumpla cincuenta años, ese año va a elegir a tres senadores, todos los cincuentones. 
Los candidatos dentro de los cuales, así estamos calificando a los electores. Como van a ser compañeros de edad que han vivido al mismo tiempo en la ciudad y que saben quiénes han destacado, quiénes han sido unos cafres, quiénes han sido responsables y todo lo demás, pues ése ha sido un sistema muy selectivo, ahí difícilmente se va a colar un desconocido, porque está entre sus padres, entre sus coetáneos. 
Y ése es el primer filtro para lograr la personalidad, el perfil del senador que queremos tener. Van a escoger a tres senadores que también cumplen cincuenta años, porque  ése es el año de los cincuentones, ellos van a elegir a sus tres senadores. 
Van a dilatar en el senado quince años, sin reelección. No tienen que quedar bien con nadie, porque queremos ahí gente que esté pensando en las próximas generaciones en el futuro; y por eso es importante que la selección sea muy estricta para, estar seguros de que los que llegan ahí van a cumplir su misión. 
El sistema de elección para lograr ese senado que va a tener cuarenta y cinco personas, tres de sesenta y cuatro que ya se van, tres de sesenta y tres que se van dentro de dos años, y así sucesivamente, hasta los que acaban de entrar, de tres de cincuenta. Y va a haber una representación de la sociedad ahí de quince generaciones. 
La forma de elegirlos sería muy sencilla y muy barata, porque como no se estaría buscando el voto de la población en general, sino sólo del sector de personas que cumplen ochenta años ese año, iCincuenta! ¡Es que yo estaba pensando todavía entrar en la colada! Así que ya estaba subiendo la edad.  Ya ven, yo ya no podría ser senador, pero eso sí, si puedo correr para la cámara de diputados, porque ahí no hay límite de edad. 
Bueno, las selecciones serían muy sencillas, por ejemplo, el tribunal electoral anuncia que recibirá las nominaciones de tal fecha a tal fecha, dentro de quince días fecha tal, entonces, cualquiera puede nominar. 
Lleva su nominación con los nombres de los senadores propuestos, pero respaldado por cien firmas de gente de cincuenta. Ahora vean ustedes, ese filtro sí que es filtro, ir a conseguir cien firmas de cincuenta personas para que respalden la nominación, si se necesita entre los cincuentones platicarse, cenar juntos, hacer sus reuniones y todo para escoger a los cincuentones. 
Bueno, eso no está en el proyecto, eso de los cien o podrían ser cincuenta o podrían ser doscientos, eso que lo disponga el senado que es el que tiene a su cargo la ley electoral. Pero en fin, sería respaldado por una cantidad de firmas que se deben de entregar antes de tal fecha. 
El tribunal electoral anuncia la fecha en que ya no se reciben más nominaciones, y entonces, pasan los votantes a recoger su papeleta identificada con su numero de empadronamiento y todo lo demás y se lleva su papeleta a su casa, a platicarlo con su mujer, a ver por quiénes van a votar y con sus cuates y todo lo demás. 
A los tantos días pueden regresar la papeleta al tribunal electoral hasta tal fecha, y después de eso se hace el conteo y se dice quiénes ganaron. Antes, por ejemplo, aquí hubo un consejo de estado, pero ¿cómo lo integraron? Lo integraron como suele integrarse estas cosas, escogiendo representativos de distintos intereses, entonces, el trabajo de ellos es conciliación de intereses.
Eso no es lo que estamos buscando ni recomendando nosotros. Nosotros estamos buscando gente que quiera y que sepa que los decretos que va a emitir son leyes generales, abstractas, de conducta justa, aplicables a todo el país y a todas las personas por igual. 
Y son ésas las características que se necesitan para que sea justa, porque sólo con esas características va a ser justa; cuando, por ejemplo, se hace legislación que favorece a un departamento y se está financiando con fondos del tesoro nacional, pues algunos contribuyentes no viven en ese distrito, entonces se está haciendo una injusticia. Unos se están beneficiando del trabajo de otros, etc., pero eso es para la legislación, pero en la ley no se podría dar eso. 
Entonces, a los partidos políticos no muy les va a interesar el senado porque, primero, no se consiguen muchos votos y no es una elección de la población en general. Segundo, porque la forma de seleccionar a los candidatos no la están seleccionando los partidos, sino las personas que cumplen los cincuenta años. 
Tercero, por la naturaleza de su función con la cuál no se puede favorecer a un partido,  a un grupo ni a nadie. Uno no puede hacer un favor con un código de comercio, un código civil a ningún sector. 
Entonces, siendo así no pueden corresponder a ningún grupo, a ningún partido, a ningún interés económico ni a nadie. Estarían libres para buscar el camino recto del país. 
Sí quiero decirles que no estamos tratando de modificar todo el Gobierno nuestra reforma no se refiere al ejecutivo, a los ministerios, no estamos proponiendo cambiar la forma de operar del Ministerio de Educación, de Relaciones, de Comunicaciones ni nada, eso no lo tocamos.  Eso corresponde a la cámara de diputados en la cual no estamos poniendo ninguna restricción, más que no violen la ley.
Dock windowContenido
Créditos iniciales 
Intervención de Dr. Manuel Ayau Cordón 
Introducción
Orígenes de la propuesta
Propósito de la presentación
Proceso de enmienda
Inconvenientes de la Constituyente
Proceso democrático
Importancia de la participación del pueblo 
Objetivo de la propuesta
Motivación
Ineficacia del Poder judicial 
Necesidad de cambios a la legislación
Régimen de derecho
Régimen de legalidad
Jerarquización de la ley
Derecho privado y Derecho público
Ley y legislación
Propuesta de Cámaras 
Asignación de funciones
Imparcialidad en las decisiones del país
Funciones del Senado
Proyecciones a largo plazo 
Jerarquización y separación de la legislación 
Perfil del diputado
Perfil del senador
Ley y legislación
Derecho individual
Importancia de la economía de mercado
El proceso de espontaneidad 
¿Qué es el mercado?
Ventajas del sistema 
Estrategias apropiadas de gobierno 
Eficiencia de la economía de mercado 
Labor del empresario
Uso óptimo de recursos 
Importancia de mejorar el Poder judicial
Elección del Senado
Designación de electores
Perfil del senador
Tiempo de servicio en 
Sistema de elección de los miembros
Objetivo de proReforma 
Función y selección apolítica
Conclusión
Créditos finales
---

Imagen:Cc.png
El contenido de este sitio está
bajo licencia de creative Commons.

© 2010 Universidad Franciso Marroquín
webmaster@ufm.edu